973 22 17 88

El no tener jardín, no tiene por que ser necesariamente un impedimento para poder disfrutar de los bulbos de otoño, es más si queremos podemos forzar bulbos de otoño en el interior y adelantar la floración de los bulbos (que florecen en primavera) mucho antes que si los plantamos en el jardín.

Para forzar los bulbos de otoño a que nos ofrezcan sus flores, sólo necesitamos ponerlos en un recipiente con agua, y el calor del interior de nuestra vivienda hará el resto, aunque siempre hay algunos “truquis” que conseguirán que el resultado sea mejor.
Parece sencillo, pero todo tiene sus trucos o su

Primero buscamos un recipiente, puede ser casi cualquiera que nos guste, desde una taza hasta un plato, pero teniendo en cuenta que necesitamos cierta profundidad para las raíces de los bulbos. Algo similar a lo que sucede con los jacinteros.
Una vez que tenemos el recipiente, ponemos una primera capa de guijarros, los que se usan en los acuarios, pueden quedar bien. Hasta 2/3 del total será suficiente para las raíces. Luego colocamos los bulbos, Kevin nos recomienda hacerlo en grupos impares, tres, cinco o siete, pues el resultado es más atractivo. Esta misma recomendación es la que se utiliza en los jardines Zen para los grupos de plantas, siempre impares.
Ahora que ya tenemos colocado los bulbos, se pone agua hasta que toque la base de los bulbos, y se ponen otros pocos guijarros para que ayuden a sujetar los bulbos. Luego los ponemos cerca de la ventana durante una semana, a la semana cambiamos el agua.

El truco sorprendente de Kevin, es que les incorpora ginebra o vodka, con este pequeño tuco, lo que consigue es que los bulbos crezcan a la mitad de su tamaño normal, pero las flores son tan grandes y fragantes como si lo crecieran de forma normal. Es una idea genial, por que el tamaño de las plantas, cuando el recipiente es pequeño o está en el interior puede ser un inconveniente.