973 22 17 88

A cualquier persona que le preguntes por las necesidades básicas de las plantas, seguro que te enumerará tres: agua, luz y tierra. Lo cierto es que la naturaleza, ha conseguido que algunas plantas puedan vivir con poca agua, poca luz, y algunas sin necesidad absoluta de tierra. Seguro que en casa tienes un rincón con poca luz, donde una planta quedaría genial, porque ese espacio quedaría mucho más alegre y acogedor. Para esos lugares, es necesario disponer de plantas de interior que necesitan poca luz para seguir viviendo, las hay te lo aseguro.
Hay plantas que pueden vivir en total oscuridad, como los champiñones, pero no quedará muy bien tener una plantación de champiñones en ese rincón del salón con poca luz. Mejor colocar un Poto, una Costilla de Adán, o tal vez un Helecho. Las plantas no sólo nos aportan beneficios saludables, también intervienen en la decoración de nuestro hogar.

Consejos para mantener un helecho con poca luz

Los helechos perennes, que son los que de común se utilizan como plantas de interior, proceden de zonas tropicales y subtropicales, y por tanto son plantas que no toleran el sol directo, y que necesitan un alto grado de humedad.
Son capaces de sobrevivir en ambientes con poca luz, a costa de que sus hojas sean muy largas y débiles, provocando que la planta tenga un aspecto más desgarbado y sus hojas luzcan más lacias.helechos, plantas de interior que necesitan poca luz
No creo que ese lugar más oscuro de la casa sea directamente un sótano, sólo que es posible que esté orientado al norte, y la luz que penetra sea escasa. Ese no es un problema para el helecho, que se conforma con luminosidad, no necesita (incluso no tolera) luz directa.
Lo que si que es importante para mantener los helechos, es que la tierra mantenga un nivel de humedad óptimo. No soportan la sequía, pero tampoco que la tierra esté encharcada, necesita tierra “húmeda”.
Con una luminosidad adecuada, y manteniendo la tierra húmeda, tendremos unos helechos preciosos, ya que no suele ser atacado por plagas, excepto en ocasiones por las cochinillas.

Poto

Una planta tradicional de interior es el Poto. No le gusta la luz directa, y te puedo asegurar que en una habitación orientada al norte, con luminosidad media, ha estado durante mucho tiempo en buenas condiciones, lo importante es seguir unos consejos muy básicos, ya que es una planta que yo considero “para torpes”, aquellos que dicen que todas se les mueren, si un poto se les muere…es que no son capaces de cuidar de nada.poto, plantas de interior que necesitan poca luz
El poto no necesita un riego excesivo, y es conveniente dejar que la tierra se seque entre riego y riego. Se les puede abonar una vez al mes cuando está creciendo, y espaciar los abonos en periodos de reposo, te diré que aunque no abones con regularidad, seguirá creciendo igualmente.
Es una planta que admite ser colgada, y ver como sus zarcillos cuelgan, pero como tiene unos tallos muy flexibles, admite ser guiada como una trepadora de interior. Tal vez no te hayas fijado, pero los potos son unas plantas muy típicas de oficina, y en muchas ocasiones la luminosidad que recibe es pésima, pero ahí los tienes, creciendo sin parar.
Si está en un sitio luminoso, sin luz directa, el poto crecerá mucho mejor, en un sitio muy pobre de iluminación, los tallos tenderán a ser largos y con pocas hojas.

Costilla de Adán, consejos para el interior

La Costilla de Adán, es una de las plantas de interior que necesitan poca luz más llamativas que podemos encontrar. Tienen unas preciosas hojas grandes y partidas, que le dan una forma parecida a las costillas, de ahí su nombre.
Al igual que las anteriores, soporta un lugar que no sea demasiado luminoso, pero están más a gusto con una buena iluminación, pero nunca con sol directo.costilla de Adán, plantas de interior que necesitan poca luz
Son plantas que pueden estar en el interior o en el exterior, siempre que las coloquemos a la sombra. En el mediterráneo no es raro verla en muchos porches, donde vive bien, protegida de la luz solar.
El riego debe ser moderado, y abonarse una vez al mes en primavera, cuando está creciendo.
Yo nunca he visto florecer ningún ejemplar, aunque en teoría, los que están en el jardín a la sombra, deberían ser capaces de florecer a partir del tercer año, entre los meses de mayo y octubre.

Espada de San Jorge, una crasa de interior

La Espada de San Jorge, en realidad se llama Sansevieria, pero es muy habitual llamarla “Espada de San Jorge” o “Lengua de Tigre” por su aspecto tan parecido a la hoja de una espada…y tal vez a la lengua de un tigre.
Es una crasa que no necesita de mucha luz, ni mucho agua para prosperar, lo que la hace una perfecta planta de interior. Otra de las plantas “para torpes” que funciona realmente bien.espada de san jorge, sansevieira, plantas de interior que necesitan poca luz
Debido a que es una crasa, y no está acostumbrada a tener un sustrato húmedo, es preferible pecar de regar poco, que de regar mucho.
Seguro que alguna de estas 4 plantas de interior, te encaja para ese lugar de casa en el que la luz es más escasa, pero que te encantaría iluminar con una planta que aporte naturalidad.

Si te ha gustado este artículo, comparte en tus redes sociales, y no olvides que te puedes suscribir a mis entradas y recibirlas de forma habitual en tu correo.