CaixaBank, a través de una aportación económica de la Fundación “la Caixa”, ha mostrado su apoyo a la Fundació Privada Ilersis para minimizar en la medida de lo posible las afectaciones sociales y económicas ocasionadas por la pandemia del Covid-19 en los servicios de atención a la discapacidad.

La pandemia ha tenido una incidencia bastante grave en los servicios de atención a la discapacidad de Ilersis. Por un lado, ha limitado la atención presencial a los servicios de atención diurna y, por otro, ha supuesto cambios importantes en la organización y en la gestión de los soportes. Todo ello ha afectado diferentes acciones enfocadas a las personas y su bienestar, unas carencias que ahora requieren de pequeñas inversiones imprescindibles para recuperar la normalidad.

Entre las actuaciones a implementar, existe la necesidad de reabrir el servicio de comedor social, un elemento vital para las personas con discapacidad y para sus familias, ya que permite el trabajo de hábitos personales en un entorno social, proporciona un apoyo dietético que genera un retorno positivo en la salud de las personas y, además, facilita la conciliación familiar.

La colaboración de CaixaBank y Fundación “la Caixa” permitirá a la Fundació Privada Ilersis reformar el sistema de cloración del agua de manera efectiva independientemente del consumo diario, así como la adquisición de un nuevo equipamiento industrial para el lavado de la vajilla, un aparato de una elevada eficiencia energética y que minimizará el gasto de agua y electricidad, a la vez que permitirá una higiene con todas las garantías de seguridad.

Las dos mejoras mencionadas suman y se complementan para poder recuperar el servicio de comedor de Ilersis y el acceso con seguridad al apoyo diurno especializado para personas con discapacidad.