973 22 17 88

La Portulacaria Afra tiene muchos nombres vulgares: Árbol de la abundancia, Arbusto japonés, Arbusto elefante, Planta de jade enana….aunque quizás el más atrayente de todos es el de Árbol de la abundancia, pasa lo mismo con la Planta del dinero, o planta de la moneda, aunque dejar nuestro futuro económico y la abundancia de nuestra familia en manos de una planta, no creo que sea una buena decisión.
Todo aquello que tenga que ver con la suerte, el dinero o la abundancia, como en este caso es el Árbol de la abundancia, parece que nos atrae como las polillas son atraídas a la luz. Cuentan que el que tenga un Árbol de la abundancia en casa nunca tendrá falta de dinero, aunque ya he dicho que todo son leyendas y especulaciones lejanas a la realidad.árbol de la abundancia

Cuidados del Árbol de la abundancia

La Portulacaria Afra, es un arbusto con origen en el África del Sur, donde se desarrolla en todo su esplendor, llegando a medir hasta 6 metros de altura.
Es un arbusto semi-leñoso con hojas carnosas y brillantes, como las que desarrollan muchas suculentas. Me recuerda a algunas que tengo en el jardín como mi Cotyledon Macrantha, que tiene un tronco ligeramente arbustivo y sus hojas son carnosas, aunque de un tamaño mucho más grande que el Arbusto elefante, pero con la misma función: ser capaz de aguantar periodos de sequía extrema.
Como ocurre con todas las suculentas, son plantas muy fáciles de cuidar y con unos cuidados muy básicos, deberíamos conseguir mantener la planta con un aspecto saludable durante años.
Por su origen, el Árbol de la abundancia requiere un lugar muy soleado en su ubicación dentro del jardín. Es un arbusto que puede ser utilizado para su crecimiento como bonsai, si así fuera y decidimos mantenerlo dentro de casa, hay que tenerlo en un sitio muy bien iluminado y cerca de la ventana.
En el jardín lo debemos colocar en un lugar protegido del frío intenso, ya que no resiste bien las bajas temperaturas. Si hace demasiado frío perderá sus hojas, y quedará bastante afectado.
Como ocurre con la mayoría de las plantas, sobre todo si su origen está en zonas muy calurosas, necesitan un buen drenaje en el jardín, y si están en maceta hay que utilizar sustratos que no sean demasiado pesados, evitando un encharcamiento que provocaría un pudrimiento en las raíces.
Todas las crasas con hojas carnosas, no necesitan un riego excesivo, recuerda que las hojas nos cuentan mucho sobre las plantas. Hay que regar de forma más frecuente durante el crecimiento, pero con moderación durante el resto del año, dejando que el sustrato se seque entre riego y riego.árbol de la abundancia en flor
Florece a finales de la primavera, y durante el verano. Sus flores son muy pequeñas de color rosa, por eso en jardinería no se suele utilizar la Portulacaria afra precisamente por la belleza de sus flores, sino por su aspecto general.
Se puede abonar a finales del invierno o principios de la primavera, con un abono específico para plantas crasas, lo que ayudará a su floración.
Hay algunos detalles más que debemos tener en cuenta para conservar el Árbol de la abundancia con un buen aspecto: no regar directamente las hojas (se manchan), hay que podar para mantener la estructura y el orden, se pude pinzar para provocar un crecimiento más frondoso, como su crecimiento puede ser importante, al llegar a un determinado tamaño debemos ir cambiando de maceta.
No es fácil que la planta sea atacada por enfermedades, y la única plaga que la suele atacar son las cochinillas, que podemos eliminar fácilmente de forma manual, para evitar utilizar insecticidas.
Si te ha gustado el artículo de hoy, puedes compartirlo en tus redes sociales, y no olvides que también te puedes suscribir a mis entradas y recibirlas de forma periódica en tu correo.